dimecres, 17 d’abril de 2013

Miquel Roca Junyent, advocat de l'Infanta


Quan Guevara va aturar la lluita armada de Roca Junyent i Pérez Llorca.  
L’estratègia guerrillera foquista del FLP-FOC-ESBA (1958-1969).
Estada a Belgrad per preparar la guerra de guerrilles a la Península.







Font: Informa 'Guies 1873 de la Llibertat'  (17-04-13)

Segons es desprèn de milers d’informes diplomàtics nord-americans enviats entre els anys 1973 i 1976, abans de la mort de Carrero Blanco i fins els primers mesos de la Segona Restauració Borbònica, que han estat compilats per Wikileaks i als quals ha tingut accés el diari digital PÚBLICO, Joan Carles de Borbó va revelar a Washington com informador privilegiat els plans de Franco i activitats del seu entorn, unes dades de gran valor polític i estratègic, unes revelacions de les que aleshores es feia ressò l’ambaixador dels USA a Madrid Wells Stabler.
En aquest sentit, durant la denominada Transició el Borbó també va tenir accés a diversos expedients nord-americans i dels serveis especials d’intel·ligència de la NATO, com ara les relacions de Miquel Roca Junyent entre 1959 i 1963 amb Belgrad, l’Havana i el Moviment Llibertari dins d’estratègia de la guerra de guerrilles, de tipus foquista, per mitjà dels anomenats ‘Grupos Populares Guerrilleros’ (GG. PP. GG) o front militar del FLP-FOC-ESBA, en el marc de la vigilància per part de la Zarzuela dels pares de la Constitució espanyola de 1978, cosa que ara la Casa Reial utilitza per aconseguir que el buró de Roca Junyent, amb l’auxili del de Molins i Silva, l’encàrrec de la defensa jurídica de l’Infanta Cristina de Borbó i de Grècia en la seva imputació en el cas Nóos, doncs Miquel Roca i Pérez Llorca dirigien l’organització armada marxista GG. PP. GG. de les organitzacions ‘Frente’ (FLP-FOC-ESBA).
El manifest polític de lluita armada guerrillera d’aquests autoproclamats ‘Grupos Populares Guerrilleros’ circulava entre estudiants i obrers encara l’any 1969, poc abans de la crisi política del denominat FELIPE. 
Sense aquest intercanvi de cromos entre la Zarzuela i Roca Junyent pels afers de la lluita armada dels felipe aquest advocat de cap manera hauria acceptat el descrèdit moral i polític de defensar Cristina de Borbó en un moment en que la família reial dels Borbons ja està fent les maletes, cosa de la qual Rajoy va notificar en persona al papa de Roma. Volem dir que Miquel Roca no hauria acceptat aquest encàrrec enverinat sense una forta pressió per evitar titulars de la premsa de Madrid d’antic guerriller marxista en la seva joventut radicalitzada, especialment si tenim en compte que la seva família era d’Unió Democràtica de Catalunya, especialment en un moment en que CiU utilitza a efectes electorals el que anomena ‘procés nacional’ català. 
Documentació:   EL GUERRILLERO DE CAZORLA...
Fernando Granda  El País 23 FEB 1999
La "merienda de rojos" con que fue conocido en ciertos ambientes el Frente de Liberación Popular, popularmente el FELIPE, es el protagonista de un libro, ‘Queríamos la revolución. Crónicas del FELIPE’, editado por Flor del Viento, y cuyo autor es el antiguo militante Eduardo García Rico.
Recuerda este periodista asturiano, en una entrevista en La Nueva España, a compañeros de militancia como el ex ministro José Luis Leal, "como uno de los más radicales del FELIPE, y ahora se dedica a dirigir bancos"; el guerrillero español, ex ministro de Asuntos Exteriores, se llamaba... Pérez Llorca, y su zona adecuada para la lucha armada, que explicaba con mapas y todo: "Lo de la sierra de Cazorla fue consejo estratégico del camarada Pérez Llorca", y a Miguel Roca, "que era el más revolucionario de todos. Roca tenía despacho de abogados con Narcís Serra, y yo creo que el PC le quedaba a la derecha".
García Rico, que se considera marxista revisionista, habla de la entrevista que miembros del frente mantuvieron en París con Gutiérrez Menoyo, entonces embajador de Fidel Castro, para organizar una guerrilla en España, pero el Che Guevara no vio con buenos ojos la operación.-,
Reportaje: Encuentro en Barcelona de antiguos militantes del Frente de Liberación Popular
Un partido sin historia pero con memoria 
Manuel Vazquez Montalban  El País 17 SEP 1984  
[...] Las bases de lo que va a ser el FLP y el FOC de los años sesenta se dan precisamente en el momento en que se producen las primeras deserciones, especialmente en Cataluña, rumbo al PSUC: Sempere, Maria Dolors Folch, Miguel Ruiz, un servidor. Llega el año de gracia de 1962 y el FLP se lanza a una lucha de solidaridad con lo que está pasando en Asturias, se le atribuyen explosiones, empieza la caída en cadena que lleva a la cárcel a casi todos sus dirigentes y efectivos: Ángel Abad, Nicolás Sartorius, Isidre Moles, Joan Sardá, Rudolf Guerra, César Alonso, Verdura, Juan Tomás de Salas... una caída casi definitiva que va a significar muchos años de cárcel y el inicio de una larga dispersión y lenta agonía. Dispersión hacia la profesionalidad, el PCE-PSUC, el entonces poco existente PSOE o el tiernismo. Agonía, sobre todo del FOC, que le va a hacer sobrevivir como una sombra hasta el momento en que la mayor parte de sus miembros reaparecen en el PSC-PSOE: Maragall, Serra, Urenda... Imposible un censo concreto y una valoración sintética en cuatro folios. Fue un movimiento moral, político y estético que aún no ha hecho su historia y vive de la memoria de sus reinos de taifas. Contó con solidaridades valiosas como la de Jesús Aguirre, hoy Duque de Alba, o con militancias iluminadas como la de Pérez Llorca, José Luís Leal, Roca Junyent, Antoni Jutglar, Manolo Castell, el urbanista, uno de los primeros exiliados del FOC. Difícil el diagnóstico,, pero si nos hubieran dejado, habríamos hecho una revolución encantadora. 
"[...] hay la posibilidad de pasar a la creación de campos de entrenamiento militar en Yugueslavia [l'any 1959] similares a los que tienen allí las fuerzas del Frente de Liberación Nacional de Argelia" per unes guerrilles espanyoles (de llibertaris i socialistes diversos) i que "las salidas de muchachos [desde España] destinados a los camps de instrucción militar de Yugoeslavia se harían via Francia e Italia o directamente, por vía marítima, en barcos itailanos o franceses del Mediterráneo, aquel año, precisamente 1959 [...]", segons el testimoni de Floreal Barcino (pseudònim clandestí del propi autor Eduard Pons Prades). Text de Eduard Pons Prades, 'Guerrillas españolas 1936-1960', Planeta, Barcelona, 1977, p. 279.
Una vegada el FLN va aconseguir la independència d'Algèria, Ben Bella va ajudar el FLP, que havia creat un front militar anomenat 'Grupos Populares Guerrilleros' (GPG), de tipus 'foquista', fer focus de guerrilla, i altres grups armats, com ara 'Militares Tercera República' o el MPAIC (el grup canari de Cubillo).
Fernando Jaúregui i Pedro Vega a ‘Crónica del antifranquismo (1939-1962)’, volum I, Editorial Argos Vergara, Barcelona, 1983, hi trobem algunes dades sobre l’estratègia de la guerra de guerrilles del FLP-FOC-ESBA.
Així en les pàgines 219-224:
... El PELIPE [FLP] compartió, sin embargo, algunos de los planteamientos rígidos de la ultraizquiera [“grupos archirradicalizados”, “contagio cubano”], prácticamente inexistentes a finales de los cincuenta y principios de los años sesenta. […] de sus filas saldrían muchos de los hombres que, años más tarde, acapararían la actualidad política: Nicolás Sartorius, Carlos Romero, Julián Campo, José Torreblanca, Pascual Maragall, José María Maravall, Isidre Molas, José Ignacio Urenda, Miquel Roca… Por el contrario, quienes fueron sus inspiradores máximos -Julio Cerón o Ignacio Fernández de Castro, por ejemplo- se apartarían luego de las primeras filas de la actualidad. [···] Y paralelamente celoso alejamiento del PCE, entiendo que los partidos de la izquierda tradicional habían traicionada su eterna misión. Sin embargo, el marxismo no dejaría de hacer acto de presencia […] seguir ciegamente ejemplos como los de Frente de Liberación Nacional Argelino o los primeros postulados de los cubanos de Sierra Maestra […]. “
En les pàgines 221-223 es tracta de les relacions entre el FLP-FOC-ESBA amb el Govern de la República Federal de Iugòslavia:   
... En París, los miembros del FLP contactan con los representantes del Estado yugoslavo, que les prometen ayuda para poner en pie un sistema de guerrillas que debía de comenzar a funcionar en la sierra de Cazorla […], que se debía a las tesis de un jovencísimo militante entusiasta de la geo-estrategia y de la vía armada revolucionaria: José-Pedro Pérez Rodrigo [Pérez Llorca]. Provistos de pasaportes falsos, los felipistas huidos llegarían a Belgrado ávidos de iniciar el entrenamiento para entrar en combate, en el otoño de 1959. Allí permanecieron ocho meses […] confeccionando libros en los que tras una portada titulada ‘Aprenda a jugar ajedrez en diez días’ o ‘El inglés es fácil’, se incluían temas económicos y políticos críticos contra el régimen franquista. Los libros eran introducidos después clandestinamente en España. En Belgrado, los miembros del FLP entran en contacto con militantes de extraños grupos clandestinos españoles, que jamás pasarían a la posteridad: el M-59,  el grupo ‘Tercera República’ y hasta con anarquistas de la llamada ‘Nueva Generación Ibérica’. Alguno de cuyos componentes había sido incomprensiblemente procesado como Julio Cerón [del FLP]. Tres miembros del FLP, Arija, Sartorius y Ángel Abad, […] apodado ‘El Sini’, colaboran en los preparativos de la I Reunión del Movimiento de los No Alineados. Algunos meses después, se incorporan otros exilados del FLP, entre ellos el economista José Luis Leal, antiguo compañero de estudios del Príncipe Juan Carlos. […] Así regresan a París […], cuando ya entrado el año sesenta Sartorius i Arija, provistos de pasaportes falsos, confeccionados por viejos anarquistas […], regresan a España.         
Finalment, en les pàgines 281-282, hi ha una referència a les relacions entre el FLP-FOC-ESBA amb Defensa Interior del Moviment Llibertari (CNT, FAI i FIJL) i el seu Consell Ibèric d’Alliberament (CIL):  
... Se había producido en Barcelona una importante caída de los felipes catalanes [FOC]. Quedaron algunos cabos sueltos y militantes desconectados, más de uno, buscado por la policía. Los libertarios habían mantenido contactos con el  sector del FLP partidario de la lucha armada, en particular el futuro urbanista Manuel Castells y su hermana Milagros. Trataban de llegar a un acuerdo que nunca se materializó. Al producirse las detenciones, sin embargo, Jordi Conill, un joven nacido en una familia de tradición cenetista y muy represaliada, que militaba en las Juventudes Libertarias desde 1957 y compaginaba sus estudios de Química con el trabajo, dio refugio a Manuel Castells en una masía, propiedad de la organización, cerca de Vic. Poco después, los sacaría de España por la frontera de la Junquera. […] nada más llegar a su domicilio le detuvieron. La caída de cenetistas y jóvenes libertarios alcanzó a más de sesenta personas en todo el país. […] Conill […] se pasó veintitrés días en comisaría. No habló, pero lo hicieron otros.”      




Cap comentari:

Publica un comentari